Publicado por adminibias en enero 17, 2018  |Comments 0 comentarios

CROSS

A las nueve de la mañana, Carmen me despierta, abro los ojos, me visto, me peino, me pongo la mochila y me voy a desayunar. Sirvo yo, pongo la mesa y desayuno. Me voy a lavar los dientes y salgo al patio.

Llegan todos y nosotros vamos a clase a pintar y a hacer sopas de letras de diez a once y cuarto, luego llegan todos y vamos al salón de actos y Visi nos dice lo que tenemos que hacer y nosotros nos vamos a la plaza.

Corren los primeros de otro cole y Juan, nuestro profe, va grabando en el quad…

Todos animando ¡Ehhhhh venga! Salen y se van, todos esperando a que vuelvan y ¡¡ ahí vienen, dicen todos: venga!! Y así con todas las demás carreras.

Llega mi carrera y Antonio da la salida, todos salimos en pelotón: hay zancadillas, empujones, de todo. Guayén y yo salimos primeros y llegamos hasta la gasolinera, pero luego nos empiezan a adelantar y llegamos al Banco cuando, de pronto, me está dando el flato y de pronto, Juan me ve y me dice: ¡venga Andy tú puedes, un último esfuerzo! Y empecé a pensar que yo podía ganar y empecé a correr como si me fueran a pegar un tiro. Adelanté por lo menos a treinta o cuarenta personas y me coloqué otra vez con Guayén, pero él empezó a esprintar y yo no pude seguir su ritmo y me quedé en el puesto duodécimo hasta llegar a la meta.

Me sentía fatigado sin poder respirar y me dieron una botella de agua y fuimos a la entrega de premios

¡¡FIN!!

¡¡¡ME LO PASÉ GENIAL!!!

ANDRÉS, 6º PRIMARIA.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *